Generosidad

 

El mayor acto de amor y generosidad en la historia proviene de Dios, quien entregó a su Hijo Jesús por nosotros. Dar nuestro tiempo, talentos y recursos es simplemente nuestra respuesta a la comprensión de la generosidad de un Dios bueno que lo dio todo.

 
"Pues es Dios quien provee la semilla al agricultor y luego el pan para comer. De la misma manera, Él proveerá y aumentará los recursos de ustedes y luego producirá una gran cosecha de generosidad en ustedes."
2 Corintios 9:10